Seleccionar página

Irene Moray nos relata una historia de amor y libertad en su cortometraje ‘Suc de Síndria’

‘Suc de Síndria’ es de esas historias que se graban a fuego en el alma: sencilla, llena de verdad y sin acritud. Basta con pararse a ver este magnífico cortometraje para comprender, de forma mínima, ese dolor que se te queda marcado en el alma después de haber sido ultrajada, maltratada y dañada.

La directora catalana nos cuenta en esta pequeña historia lo que hay detrás de una agresión, es decir, las consecuencias más allá de la herida física. Pero, sobre todo, ‘Suc de Síndria’ es una historia de amor y libertad. Amor a una misma y libertad para amar y ser amada.

 

Nueva ola de cineastas

La nueva ola de cineastas españolas ha llegado para arrasar con todo e instalar en la industria una nueva corriente cinematográfica. Pequeñas historias que se hacen grandes en la pantalla, dando luz a relatos que, a menudo, permanecen ocultos no por falta de interés del público sino por miedo. Un miedo irracional que como una pandemia se adueña de las salas y no permite que cintas como ‘Suc de Síndria’ tengan cabida. Al menos, por el momento.

Carla Simón, Belén Funes, Nely Reguera, Carmen Blanco, Elena Trapé, Mar Coll… Un grupo de cineastas que -como otrora hicieran Icíar Bollaín o Isabel Ocampo- luchan por tener una oportunidad en un país donde las mujeres continúan siendo cuestionadasMás mujeres haciendo cine, más mujeres haciendo teatro y más mujeres escribiendo libros harán que esos cuestionamientos que forman parte de nuestro día a día se disipen y se conviertan en compresión y respeto.

Por ello, sigue siendo necesario que desde las instituciones se apoye a la cultura, sobre todo, la que viene de la mano de una mujer. Para que haya historias escritas, rodadas y producidas por nosotras mismas. Historias donde nuestra mirada esté presente. Historias donde no se cosifique ni estereotipe conductas que deberían erradicarse.


Bàrbara y su pareja pasan unos días de vacaciones con los amigos. En la tranquilidad de la naturaleza, Bàrbara intentará superar un episodio traumático redescubriendo, con la ayuda de su novio, su propia sexualidad.

 

¿Qué le pasa a una mujer cuando ha sufrido una agresión sexual?

‘Suc de Síndria’ pone en el epicentro de la naracción a una mujer y su viaje hacia la sanación emocional. Bàrbara ya no es una víctima, ella es su propia heroína, y con la ayuda de su pareja conseguirá volver a disfrutar de su sexualidad sin el miedo de la opresión y la injusticia. 

El cortometraje, ganador del Goya 2020 en su categoría, es una obra exquisita llena de sutiles imágenes y diálogos rotundos y reales. Elena Martín (‘Júlia Ist’) nos regala uno de los mejores momentos interpretativos de este año en una escena llena de emociones mezcladas: risa, llanto, alegría y tristeza en un final imprescindible.

Un corto tan bello como necesario que no busca ni pretende hacer verdugos. Solo contar y devolver la libertad y el derecho de una mujer que solo quiere amar y ser amada.

Disponible en FILMIN.