Seleccionar página

Félix Estaire nos plantea en ‘Atentado’ el poder que tiene la palabra y la responsabilidad de los emisores del discurso

Los medios de comunicación han aniquilado la capacidad de pensar, de tener una mirada crítica sobre lo social y de discurrir más allá de lo políticamente correcto. La inmediatez de las redes sociales y la nueva sociedad digital ha dado lugar a un mal endémico que, lejos de beneficiar a la ciudadanía, está destinado a alimentar el odio entre los distintos agentes sociales.

El tiempo que se tarda entre que se recibe la noticia y se contrasta supone un valioso reducto para la opinión y los opinadores: seres sin escrúpulos que buscan la difusión de su visión particular del mundo. Por ello, para muchos, que haya una ley que facilite el derecho a morir parece ser una obligación o una vía libre para el asesinato en vez de una oportunidad para que la persona que decida seguir o no con una lamentable calidad de vida continúe o no en ella.

¿Qué harías en una situación así?

Imagínense por un instante que estás tranquilamente en un museo viendo una exposición. De repente un estruendo, balas y un hombre te coge y te resguarda, junto a él, en un cuarto de limpieza. El tiempo no pasa: ¿Hay alguien afuera? ¿Les han rescatado? ¿Ha terminado la masacre?

Con una premisa tan locuaz como pertinente, ‘Atentado’ irrumpe en la pequeña sala Margarita Xirgu del Teatro EspañolHa comenzado el acto conmemorativo y lo que vas a ver, y escuchar, a partir de ahora va a cambiar tu forma de ver el mundo.

'Atentado' -  Xus de la Cruz y Félix Estaire

 

El odio y el miedo como motor

Dirigida por Xus de la Cruz y Félix Estaire sobre el texto de éste último, ‘Atentado’, rompe las convenciones de la cuarta pared para invitarnos en el deambular dialéctico de los protagonistas: una directora de comunicación de un partido político (María Morales) y un técnico de mantenimiento del museo (Ángel Ruiz).

El dúo magistral de los protagonistas y su partenaire en la escena, una joven directora de informativos (Eva Rufo), nos reta a desenmascarar nuestras profundas convicciones y hacernos responsables tanto de lo que vemos y oímos como de lo que mostramos y decimos.

Una obra donde la manipulación es manipulada para tratar de dirigir nuestro pensamiento en una acertada, y peligrosa, tesis: las palabras matan.

Podéis ver ‘Atentado’ en Madrid hasta el 16 de febrero.