Seleccionar página

¿Ha cambiado tanto el espectador como para que hoy hablemos de un nuevo paradigma en la ficción?

Decir muy alto que ‘Juego de Tronos’ y ‘Los Vengadores’ (‘The Avengers: Engame’) tienen poco o nada que ver es una temeridad. Una y otra llevan años formando parte de la vida del espectador. Llegado el fin de ambas, la televisión y el cine sufrirán un golpe del que será difícil recuperarse. Para poder hablar de ambos productos audiovisuales sin dejarnos nada en el tintero tendríamos que hacerlo de sus familias y de lo que hay detrás de ellas. HBO y Marvel, adquirida por la casa Disney en 2009, son dos grandes casas dentro de la industria del entretenimiento. 

La primera, dio un Golpe de Estado en la televisión en 1999 con el estreno de ‘Los Soprano’. La serie sobre el mafioso Tony Soprano creó un nuevo modelo en el paradigma televisivo sobre el que se asentarían las bases de la televisión reciente. Ellos no hacían tele, ellos creaban.  La cadena de televisión por cable cuyas siglas, HBO, se deben a la traducción «Home Box Office», es decir, «taquilla en casa», nació con un propósito muy claro: estrenar los títulos más recientes del cine en la televisión y emitir series de producción propia. Fue así como la listilla de la familia revolucionó millones de hogares alrededor del mundo con títulos que abarcaban al público adulto/femenino («Sexo en Nueva York») al masculino («The Wire»)

La segunda, cambió toda su estrategia de negocio para apuntar hacia un espectador ávido de nostalgia e historias marketeables. Fue entonces cuando adquirió la casa Marvel (después se haría con la compañía LucasFilm) y los superhéroes coparon las salas de los multicines y centros comerciales. 

¿Qué tienen en común las dos familias?

Analizando brevemente ambas trayectorias, podríamos afirmar que las dos marcas han construido su imperio sabiendo muy bien sobre qué espectador querían jugarse las cartas, pero, sobre todo, con un objetivo muy claro: dar al público lo que querían de ellas. Grandes superproducciones y campañas de promoción valoradas en millones de dolares han sido piezas fundamentales para que hoy hablemos de dos familias que, bien avenidas, se disputan junto a otro grande (Netflix) un lugar destacado en el entretenimiento.  Si hoy estamos despidiendo con tristeza una saga cinematográfica y una saga seriéfila copando todos los foros, webs y redes sociales es porque tanto Disney como HBO han sabido crear toda una marca entorno a un producto concreto. Dinero, sí, pero también creatividad.

‘Juego de Tronos’ y el universo Marvel forman parte ya del imaginario colectivo de toda una generación. Dos sagas que nacieron en papel, pero que han llegado a la gloria gracias al cine y la televisión, perdurando para siempre en nuestras retinas. Dos sagas construidas a partir de múltiples y diversos personajes capaces de funcionar individualmente para expandirse en nuevas novelas, nuevas películas o nuevas series.

«El espectador emisor y receptor del mensaje publicitario»

¿Por qué entre tanto ruido ellos? ¿Por qué Disney y HBO? ¿Por qué ‘Juego de Tronos’ y ‘Los Vengadores’? Un excelente producto, expansible y capaz de hacerse viral con la ingeneria del marketing han sido fundamentales para que hoy estemos hablando de dos hitos que han de cambiar (no sé si para mejor) la televisión y el cine de la nueva era digital donde Internet y su fuerza viral han hecho el trabajo al que ambas marcas no llegaban.

HBO, por un lado, y Marvel, por otro, han ido más allá convirtiendo al público en el protagonista de la historia. Las dos marcas han parido a un híbrido que ya no es solo espectador, ahora es espectador/usuario y les ha convertido en partícipes de la ficción, invitándoles a ser un miembro más en su gran familia y, sobre todo, dándoles un gran poder: el de la opinión. De este modo, el espectador ya no es un agente pasivo, ahora es emisor y receptor del mensaje publicitario. La conversación de los bares reproducida en las redes haciendo que con una mínima inversión, ésta se prolongue en el tiempo. 

«Es lo que nos conecta» («It what’s connect us» )

Siguiendo como mantra el último eslogan de la televisión por cable, «Es lo que nos conecta» («It what’s connect us»), millones de espectadores alrededor del planeta se sentarán estas últimas semanas para disfrutar del final de la serie más icónica de la cadena. Son muchos los que aseguran que llegado el final de ‘Juego de Tronos’, las formas de consumo televisivo sufrirán una transformación de no retorno. Los espectadores ya no estaremos unidos en un mismo sentir sino que iremos por nuestra cuenta devorando contenido (binge-watching) sin tener tiempo para la reflexión y, por lo tanto, la apreciación de la calidad del producto televisivo. Sea cierto o no, ‘Los Vengadores‘, por  un lado,  y ‘Juego de Tronos’, por otro, serán dos hitos históricos dentro del entretenimiento y la producción audiovisual.

De momento, no sé qué será lo próximo. Tendré que preguntarlo en Twitter.